Ejercicio

¿Son importantes las actividades extraescolares?

¿Son importantes las actividades extraescolares?

Las actividades extraescolares pueden ser espacios muy beneficiosos para el desarrollo de los niños y sirven para poder descubrir o mejorar sus habilidades.

¿Qué beneficios tienen?

Estas actividades tienen más beneficios de lo que parecen a simple vista. En primer lugar, el hecho de tener una actividad establecida en la rutina semanal les ayuda a adquirir más responsabilidad y autonomía, siendo más fácil organizar y planificar su tiempo restante para hacer deberes y jugar. Asimismo, si la actividad extraescolar elegida es de tipo académico, como por ejemplo algún idioma, también servirá para mejorar los contenidos trabajados en la escuela y para incrementar su autoestima, con lo que el niño se sentirá más seguro de sí mismo con respecto a esa materia.

En general, las que son más deportivas servirán para liberar energía y facilitar que lleguen a casa más relajados, y las académicas servirán para reforzar sus conocimientos y mejorar sus dificultades.

Por otro lado, las actividades extraescolares suelen ser en compañía de otros iguales,  lo cual facilitará la formación de nuevas relaciones interpersonales y por consiguiente sus habilidades sociales y comunicativas. Esto también les permite encontrar un espacio de descubrimientos, nuevos aprendizajes y experiencias que les ayudará a encontrar nuevos intereses y aficiones.

Es prioritario encontrar el equilibrio y no sobrecargar la semana con muchas responsabilidades, ya que también es positivo que los niños pasen tiempo en familia y disfruten de su tiempo libre. De esta forma se promueven capacidades de autogestión, planificación del tiempo y de autonomía personal.

Por último, es importante tener en cuenta lo que los niños quieren ya que es necesario que haya una motivación previa. Por ello, preguntar o saber acerca de sus aficiones será uno de los puntos clave para el buen desarrollo de estas actividades.

Raquel Perelló López-Boado. Psicóloga

Facebook
Google+
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email
LinkedIn

¿Quieres suscribirte a nuestra Newsletter?

Recibe en tu correo las últimas noticias de la Consulta Dr. Alda.

Nuestros compromisos

Nos gusta el spam tampoco como a tí

No cedemos tus datos a terceros

Nuestra página web y nuestros correos no tienen propaganda de terceros

Te puedes dar de baja fácilmente sin tener que explicar los motivos

Recibirás información actualizada sobre psicología y psiquiatría

De conformidad con la LOPD de 15/1999, y el Reglamento (UE) 2016/679 (GDPR) relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos le comunicamos la información básica sobre Protección de datos. Responsable: CONSULTA DR ALDA LOZANO SLP. Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog o newsletter y moderación de comentarios. Legitimación: consentimiento del interesado de que quiere comunicarse con Consulta Dr Alda. Destinatarios: Mailchimp como plataforma de envío de newsletter recibirá datos para gestionar las suscripciones. Derechos: a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional. Información adicional: disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de la web “www.doctoralda.com” en + info

Web Médica Acreditada. Ver más información

La información contenida en esta web es de carácter divulgativa y en ningún caso pretende ser un sustituto del consejo médico profesional. En caso de duda consulte con su médico. Consulta Dr Alda es un Centro Sanitario Acreditado por el Departament de Salut con el número E08591642. © Consulta Dr Alda-2018. Última revisión octubre 2018

¿Qué es el mindfulness?

El mindfulness o atención plena consiste en estar presente de manera consciente, busca que la persona preste atención de manera intencionada a lo que ocurre aquí y ahora, con una actitud abierta, curiosa, amable y compasiva, sin rechazar, ni juzgar ni criticar, simplemente aceptando lo que está ocurriendo. Cuando somos conscientes, escogemos percibir los detalles de nuestras experiencias. El mindfulness invita a la persona a dirigir la atención hacia sus experiencias automáticas, es decir a prestar atención a lo que estamos haciendo, en el momento que lo estamos haciendo. Nos permite darnos cuenta de lo que estamos pensando, sintiendo, diciendo, en el momento que lo estamos haciendo. Anima a ensayar la posibilidad de no reaccionar movidos por el hábito. Su práctica puede ayudarnos a sentir una mayor conexión con nosotros mismos, permite tomar distancia, perspectiva y ver las cosas con más claridad. Nos permite tener una visión más equilibrada de lo positivo de la vida y las dificultades o problemas que tenemos, permitiendo también reconocer que las dificultades pueden surgir a causa de nuestras reacciones en lugar de surgir de fuerzas externas que no se pueden controlar, por tanto nos permite desarrollar habilidades y aumentar nuestro repertorio de recursos para responder con una mayor capacidad de elección, es decir eligiendo nuestras conductas y por tanto resolviendo con mayor destreza las situaciones y dificultades cotidianas.

 

En definitiva el mindfulness, nos ayuda a actuar conscientemente sin dejarnos llevar por nuestros pensamientos, emociones y sensaciones. A su vez permite mejorar la capacidad para mantener la atención y la concentración, disminuir la impulsividad, aumentar la tolerancia a la frustración, ayudar a calmarse y relajarse, disminuir la ansiedad y el estrés y en definitiva contribuye a mejorar la calidad de vida de los niños.

 

¿Para qué sirve el mindfulness?

  • Nos ayuda a sentir una mayor conexión con nosotros mismos, con nuestro cuerpo y mente así como con los que nos rodean.
  • Nos permite tomar distancia y ver las cosas con más claridad.
  • Nos enseña a ser más receptivos a la información del entorno, permitiéndonos tener una mayor capacidad de elección. La capacidad de elección nos proporciona mayor sensación de control permitiéndonos reaccionar de una forma menos impulsiva.
  • Nos ofrece y aumenta el repertorio de recursos y habilidades para afrontar las dificultades, ofreciéndonos más posibilidades a la hora de actuar.
  • Nos permite identificar las sensaciones, las emociones y los pensamientos experimentados ayudándonos a su vez a expresarlos.

Anna Huguet. Psicóloga

 

 

Actividades extraescolares

Los niños se encuentran en un etapa evolutiva en el que tienen lugar muchos cambios. Cuando estos cambios se escapan al control del niño pueden alterar el equilibrio general dando lugar al estrés infantil. Otra respuesta a la inadaptación surgida de estas situaciones son los trastornos de ansiedad, pues a pesar de que la ansiedad es una emoción básica que nos permite reaccionar ante el entorno, cuando esta respuesta tiene lugar a niveles patológicos que se escapan al control del individuo, se originan los conocidos trastornos de ansiedad.

Aunque desde hace años se defiende la importancia de realizar deporte ya desde una edad temprana para el mantenimiento de la salud física, en estudios recientes se ha observado que el deporte resulta beneficioso también para la salud mental y el estado anímico.

En un estudio publicado en la revista Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, (Martikainen, 2013), analizaron en 258 niños de ocho años de ambos sexos el comportamiento, los diferentes niveles de actividad física a lo largo del día, y los niveles de cortisol (hormona que el cuerpo libera como respuesta cuando se somete a estrés, ya sea físico o mental).

Los resultados muestran que los niños que realizan una mejor gestión de las situaciones estresantes son aquellos que muestran a su vez un mayor nivel de actividad física. Esta gestión de las situaciones estresantes ayuda a su vez a prevenir síntomas de depresión y, en general, a sentirse mejor.

En cuanto a los niveles de cortisol, los resultados ponen de manifiesto que en situaciones de calma todos los niños tenían un nivel de cortisol similar, pero cuando se sometían a situaciones estresantes, estos niveles presentaban variaciones entre los que realizaban ejercicio y los que no, pues los que realizaban ejercicio presentaban menor incremento en los niveles de esta hormona.

En vista de que está claro que los niños que hacen más deporte manejan mejor el estrés y la ansiedad, y presentan mejor humor y menos síntomas de depresión, preocupa el hecho de que alrededor del 30% de los niños no realice la cantidad mínima diaria recomendada de ejercicio (1 hora diaria).

Es por ello que desde la Consulta Dr. Alda os recomendamos que ahora que comienza el curso valoréis las actividades deportivas extraescolares para vuestros hijos teniendo en cuenta su importancia en la salud física y mental.

Estrella Ferreira. Psicóloga

[hr]

[span2 first=”true”][/span2]

[span8] [button link=” http://www.doctoralda.com/contacto” size=”block” type=”info” disabled=”no” align=”none” icon=”none” iconsize=”default”]¿Quieres solicitar una cita con nosotros?[/button][/span8]

[span2 last=”true”][/span2]