El ajedrez es una herramienta pedagógica muy útil, que tiene un coste muy bajo y que está en proceso de implantarse como asignatura escolar.

Hay muchas razones por las que el ajedrez es un buen material:

  1. Desarrollo de la inteligencia: Según varios informes (Leontxo García y el estudio realizado por la Universidad de La Laguna en Tenerife), jugar al ajedrez ayuda a mejorar la creatividad, la solución de problemas, la memoria y la concentración, además de aumentar los resultados en matemáticas y en la lectura
  2. Éxito en el ámbito sanitario: Las experiencias recogidas del éxito del uso de esta herramientas son muchas, entre otros ámbitos se ha utilizado en niños con TDAH, autismo, niños superdotados, síndrome de Down, cáncer infantil, rehabilitación cognitiva, etc.
  3. Es un ejercicio de gimnasia para los más pequeños: los psicólogos apuntan que se puede enseñar el ajedrez desde los tres años de edad, no pueden jugar una partida de tres horas pero jugar al ajedrez va a influir en su capacidad de reflexión y en su paciencia.
  4. Y también es un ejercicio para los más mayores: Practicar ajedrez con frecuencia ayuda a retrasar y a mejorar el envejecimiento cerebral, se está investigando sobre si podría prevenir y retrasar el Alzheimer.

 

Y estos y otros muchos motivos han sido los que han impulsado a La Comisión de Educación del Congreso de los Diputados a implantar el ajedrez como parte del sistema educativo español, contando con la aprobación y recomendación del Parlamento Europeo. Hoy en día es uno de los pocos asuntos en los que los partidos políticos están de acuerdo.

 

Carla Cuellar. Psicóloga

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.