Las vacaciones para muchos están a punto de finalizar, y la máxima normalización de los horarios coincide con el inicio del colegio.

Hacer una adecuada transición del verano a la rutina de las clases es importante tanto para los padres como para nuestros hijos.

Aquí os dejamos cinco consejos que os pueden ser útiles para la vuelta a la rutina escolar

 

  1. Hora de irse a la cama

En el verano se cambian los hábitos de rutina, habitualmente nos levantamos mas tarde y también nos acostamos mas tarde, es importante que al menos una semana antes de comenzar las clases los niños comiencen a adaptarse al horario escolar.

¿Cómo hacerlo? Pues de una forma gradual, adelantando la hora de irse a dormir progresivamente, por ejemplo 10-20 minutos cada noche hasta conseguir el horario de “ir a clase”. Es importante que una vez que comiencen las clases, la hora de irse a dormir debería ser siempre la misma cada noche, pudiendo hacer alguna excepción los fines de semana.

Es importante limitar el uso de aparatos electrónicos (ordenadores, tablets, móvil, consolas) sobre todo a la hora de irse a dormir.

 

  1. Deberes

Si los niños han sido capaces en cursos anteriores a realizar los deberes sin ayuda, hay que reforzarles en que continúen haciéndolos este nuevo curso escolar, por ejemplo “estamos muy orgullosos de lo bien que trabajaste el curso pasado tu solo”.

Con otros niños que necesitaron ayuda para estudiar el curso pasado, los padres deberían sentarse con ellos y planificar los horarios de estudio, de actividades extraescolares y como lo harán para hacer los deberes cada día. Poner normas claras de donde estudiar y cuanto tiempo cada día, intentando que la planificación sea realista. Se deberían acabar todas las tareas antes de la cena. No se puede tener la televisión encendida mientras se hacen los deberes. Algunos jóvenes estudian mejor con música, aunque esto es un tema controvertido y que debería discutirse caso por caso y en función de los resultados académicos.

 

  1. Cambio de escuela

Si se realiza un cambio de centro es importante poder acompañar al niño o al adolescente en una visita previa para que conozca el centro, la clase y al tutor del curso.

Si no pudiese ser posible, estaría bien que alguien del colegio pueda hablar previamente con el alumno para explicarle el funcionamiento y aclarar las dudas o miedos que pueda tener.

Esa visita previa y ese recuerdo amistoso ayudarán sin duda a disminuir los miedos y las ansiedades ante la nueva etapa.

 

  1. Material escolar

A la hora de comprar el material escolar para el nuevo curso es una buena idea que el niño acompañe a los padres en la compra del nuevo material. Una buena opción sería que el niño fuese de “excursión” con uno de los padres, ir de compras, almorzar, hacer cosas juntos. A los niños les encanta estar a solas con su padre o con su madre, en exclusiva, no con otros hermanos, al mismo tiempo al no existir la rivalidad entre los hermanos los padres se encuentran mucho mas relajados que ir de compras con toda la prole.

 

  1. Escuchar y hablar

Aprovechar esos momentos de compras a solas para escuchar de forma activa a nuestros hijos, preguntarles como se sienten al volver al colegio, sus miedos, sus ilusiones, sus deseos para el nuevo curso. De vez en cuando los padres pueden contar anécdotas de la vuelta al colegio de cuando los padres tenían su edad, os sorprenderá la atención que prestarán vuestros hijos a estas historias.

 

Dr. José Angel Alda. Psiquiatra

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.